Guía definitiva: mantén tu pelo sano durante el invierno

Guía definitiva: mantén tu pelo sano durante el invierno

El invierno puede ser el peor enemigo de tu cabello. Entre el aire frío y seco del exterior y la calefacción de interiores, mantener un pelo saludable se vuelve todo un desafío. Más aún si no quieres perderlo...

 

Pero no te preocupes, ¡estamos aquí para ayudarte a ganar esta batalla! Sigue estos consejos y presume de un cabello fuerte y brillante incluso en los días más fríos.
 

1. Hidratación al máximo

El aire seco del invierno roba la humedad de tu cabello, dejándolo quebradizo y sin vida; exponiéndote a la caída. Usa un tónico fortalecedor que penetre en el pelo y lo nutran desde adentro. Te recomendamos el Tónico Capilar Redensyl, ideal para quienes tienen el cabello débil o sienten que están perdiendo más pelo de lo normal.
 

2. Elige el shampoo correcto

Lo de ir al supermercado y elegir el primer shampoo que ves, es una práctica que debes eliminar y más aún en invierno. Si usas shampoos con ingredientes químicos como sulfatos, estarás potenciando que se eliminen los aceites naturales de tu cuero cabelludo. Busca fórmulas suaves y, si es posible, 100% naturales.

3. No laves tu pelo todos los días

Lavar el pelo con demasiada frecuencia puede eliminar sus aceites naturales, esenciales para mantenerlo sano. Intenta lavarlo cada dos o tres días, y en los días intermedios, usa un champú en seco para mantenerlo fresco y limpio sin resecarlo.

Si la grasa te impide el no lavarla el cabello a diario, incluye rápidamente un kit de productos antigrasa como este

4. Protégelo del calor

El uso excesivo de secadores puede dañar tu cabello, especialmente en invierno. Intenta, siempre que sea posible, dejar que tu cabello se seque al aire.

5. Cubre tu cabello

Cuando salgas al exterior, usa un gorro o una bufanda para proteger tu cabello del viento y el frío. No solo mantendrás tu cabeza caliente, sino que también evitarás que tu pelo se deshidrate y se quiebre.

6. Alimentación

Un cabello sano empieza desde adentro. Asegúrate de llevar una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales esenciales como la biotina, el zinc y las vitaminas A y E. Si sientes que tu dieta no es suficiente, considera tomar suplementos específicos para el cuidado del cabello.

7-. Bebe Agua

Puede sonar cliché, pero la hidratación interna es tan importante como la externa. Bebe suficiente agua a lo largo del día para mantener no solo tu cabello, sino también tu piel y tu cuerpo en óptimas condiciones.

Siguiendo estos consejos, podrás enfrentar el invierno con confianza, sabiendo que tu cabello está protegido y bien cuidado. ¡No dejes que el frío te quite el estilo!

Comentar

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.